PARTICIÓN HERENCIA ABOGADOSEn Schneider Abogados, entendemos que el juicio de partición de bienes puede ser un proceso complejo y lleno de desafíos. Nuestro objetivo es brindar un servicio legal especializado y personalizado para facilitar este proceso y proporcionar tranquilidad a nuestros clientes en momentos difíciles.

Nuestro equipo de abogados cuenta con una amplia experiencia en juicios de partición de bienes y está capacitado para manejar todos los aspectos legales y técnicos involucrados. Desde la presentación de la solicitud hasta la distribución equitativa de los bienes, nos encargamos de cada etapa del proceso con profesionalismo y eficiencia.

¿Qué es un juicio de partición de herencia?

El juicio de partición de herencia es un proceso legal que se lleva a cabo con el objetivo de distribuir los bienes dejados por una persona fallecida. Este procedimiento se realiza cuando no se puede alcanzar un acuerdo entre los herederos para poner fin al estado de indivisión de la comunidad hereditaria, permitiendo la división y liquidación de los bienes a través de una resolución judicial obligatoria para las partes.

¿Cuáles son las etapas en el juicio de partición de herencia?

A continuación, se describen los pasos del proceso de juicio de partición de herencia, desde la presentación de la solicitud ante el juez civil competente, hasta la resolución final y liquidación de bienes por parte del juez árbitro:

  1. Presentación de la solicitud: El proceso de juicio de partición de bienes comienza con la presentación de una solicitud ante el juez civil competente. Esta solicitud puede ser presentada por cualquiera de los herederos o por un tercero que tenga un interés legítimo en la partición.
  2. Designación del juez árbitro: Una vez presentada la solicitud, el juez competente puede designar a un juez árbitro para que dirija el proceso de partición. El juez árbitro es una persona imparcial y experta en derecho sucesorio que se encarga de mediar entre los herederos y de tomar decisiones en caso de desacuerdo.
  3. Audiencia preliminar: Una vez designado el juez árbitro, se convoca a una audiencia preliminar en la que se establecen las bases del proceso. En esta audiencia se fijan las fechas de las audiencias posteriores, se establecen las reglas del proceso y se determina la forma en que se llevará a cabo la partición.
  4. Inventario de bienes: El siguiente paso es la elaboración de un inventario de los bienes que se van a repartir. Este inventario debe ser detallado y preciso, y debe incluir una descripción de cada uno de los bienes, su valor y su ubicación.
  5. Audiencias de prueba: Una vez elaborado el inventario, se convocan audiencias de prueba en las que se presentan las pruebas y documentos necesarios para demostrar la propiedad y el valor de los bienes que se van a repartir. En estas audiencias se pueden presentar testigos, peritos y documentos para demostrar la propiedad y el valor de los bienes.
  6. Audiencia de partición: Una vez que se han presentado todas las pruebas y documentos necesarios, se convoca a una audiencia de partición en la que se determina la forma en que se deben repartir los bienes entre los herederos. En esta audiencia se pueden presentar propuestas de partición y se pueden discutir las preferencias y necesidades de cada heredero. El juez árbitro tiene la tarea de mediar entre los herederos y de tomar decisiones en caso de desacuerdo. Además, el juez árbitro debe asegurarse de que la partición sea justa y equitativa para todos los herederos.
  7. Resolución final: Finalmente, una vez que se ha determinado la forma en que se deben repartir los bienes, se emite una resolución final en la que se establece la partición definitiva de los bienes. Esta resolución debe ser acatada por todos los herederos y se convierte en un título ejecutivo que puede ser utilizado para hacer valer los derechos de cada heredero sobre los bienes heredados.

Es importante destacar que el papel del juez árbitro en el proceso de partición es fundamental, ya que su tarea es mediar entre los herederos y tomar decisiones en caso de desacuerdo. El juez árbitro debe ser una persona imparcial y experta en derecho sucesorio, y su objetivo principal debe ser garantizar que la partición sea justa y equitativa para todos los herederos.

Además, es importante destacar que el proceso de partición puede ser complejo y puede generar conflictos entre los herederos. Por esta razón, es fundamental contar con la asesoría de un abogado especializado en derecho sucesorio para garantizar que el proceso se lleve a cabo de manera adecuada y se respeten los derechos de todos los involucrados.

¿En qué consiste la liquidación y distribución?

En general, existen dos operaciones sustanciales que se deben realizar en la partición de los bienes: la liquidación y la distribución.
La liquidación consiste en determinar el valor de los bienes que se van a repartir. En esta etapa se deben identificar todos los bienes que forman parte de la herencia, se deben valorar y se deben deducir los gastos y deudas que tenga la herencia. Una vez que se ha determinado el valor de los bienes, se procede a la distribución.
La distribución consiste en repartir los bienes entre los herederos de acuerdo a sus derechos hereditarios. En general, se busca que la distribución sea justa y equitativa para todos los herederos. Para ello, se pueden utilizar diferentes criterios, como la igualdad entre los herederos, la preferencia de algunos bienes por parte de algunos herederos, o la necesidad de algunos herederos de recibir ciertos bienes.
El juez partidor debe precisar cuáles son los bienes que se trata de partir y establecer el acervo ilíquido hereditario. Además, debe determinar cuál es el pasivo de la sucesión y las bajas generales de la herencia, para formar el acervo líquido de que dispone el testador o la ley. Si es menester, dispondrá el juez partidor que se forme el acervo imaginario, conforme a los arts. 1185, 1186 y 1187 del Código Civil.
En la partición también se deben tomar en cuenta las deudas y obligaciones que tenga la herencia. El Juez partidor debe formar un lote o hijuela para el pago de las deudas conocidas, esto es, reservar una cantidad de bienes adecuada a este objeto. Además, el juez partidor debe velar por el pago de la contribución de herencias, ordenar su enajenación fiscal, reservar o hacer bienes necesarios para el pago de la contribución o del impuesto adeudado.

¿Cuáles son las partes involucradas en un juicio de partición?

En el juicio de partición, las partes involucradas son los herederos, el albacea o administrador designado y los abogados representantes. Cada una de estas partes tiene roles y responsabilidades específicas durante el proceso:

- Los herederos deben colaborar con el juez partidor en la identificación y valoración de los bienes hereditarios, participar en su distribución según sus derechos y cumplir con obligaciones fiscales.

- El albacea administra la herencia, garantizando el cumplimiento de las disposiciones testamentarias y el pago de deudas.

- Los abogados representantes asesoran a los herederos, velan por sus intereses y defienden en caso de disputas durante la partición.

¿Qué impuestos pueden estar involucrados en la herencia?

El impuesto a la herencia es un impuesto con tasas progresivas por tramos. Para poder determinar el monto del Impuesto a la herencia, se debe aplicar la siguiente tabla:

¿Por qué preferir a Schneider Abogados?

  1. Experiencia y conocimiento: En Schneider Abogados contamos con una amplia experiencia y conocimiento en el campo del derecho sucesorio y partición de herencias. Nuestros abogados especialistas tienen un profundo entendimiento de las leyes y regulaciones aplicables, lo que les permite ofrecer una asesoría legal sólida y efectiva.
  2. Profesionalismo y dedicación: Nuestro equipo de abogados se distingue por su profesionalismo y dedicación. Comprendemos la importancia y la sensibilidad de los asuntos relacionados con la partición de herencias, y nos comprometemos a brindar un servicio de calidad con un enfoque personalizado.
  3. Asesoría integral: Ofrecemos una asesoría integral a lo largo de todo el proceso de partición de herencia. Desde la designación al juez árbitro hasta la distribución equitativa entre los herederos, los abogados de Schneider Abogados se aseguran de que los intereses del cliente estén protegidos y se cumplan todas las obligaciones legales correspondientes.
  4. Defensa de los intereses del cliente: En caso de que surjan disputas o conflictos durante el proceso de partición, nuestros especialistas están comprometidos en defender sus intereses de manera efectiva. Nuestro equipo legal tiene la experiencia necesaria para resolver conflictos y llegar a acuerdos favorables, ya sea a través de la negociación o mediante el litigio.
  5. Trato personalizado y atención al cliente: En Schneider Abogados nos distinguimos por un enfoque personalizado y atención al cliente. Entendemos que cada juicio de partición de herencia es único y nos esforzamos por brindar un trato cercano y una comunicación clara y transparente con los clientes, manteniéndolos informados en todo momento sobre el progreso de su caso.

Formulario de Contacto

Preguntas Frecuentes:
1.- ¿Qué es el juicio de partición de herencia? El juicio de partición de herencia es un proceso legal que se lleva a cabo para dividir los bienes de una persona fallecida entre sus herederos. En este proceso, se determina quiénes son los herederos y cuál es su porción en la herencia, se identifican y valoran los bienes de la herencia, se determina el derecho de los comuneros, se establece el acervo ilíquido hereditario, se determina el pasivo de la sucesión y las bajas generales de la herencia, se forma un lote o hijuela para el pago de las deudas conocidas, se ordena el pago de la contribución de herencias y se lleva a cabo la distribución de los bienes entre los herederos.

2.- ¿Quién puede solicitar el juicio de partición de herencia? Cualquier heredero puede solicitar el juicio de partición de herencia. Esto significa que cualquier persona que tenga derecho a una porción de la herencia puede iniciar el proceso de partición de herencia.
Es importante tener en cuenta que, en algunos casos, puede haber personas que se consideran herederas pero que no han sido designadas como tales por el fallecido. En estos casos, estas personas pueden tener que demostrar su derecho a una porción de la herencia en un juicio de partición de herencia.

En resumen, cualquier persona que tenga derecho a una porción de la herencia puede solicitar el juicio de partición de herencia, ya sea para llevar a cabo la distribución de los bienes de manera extrajudicial o para resolver conflictos entre los herederos en un juicio de partición judicial.

3.-¿Qué es un Juez partidor?El Juez partidor o Juez árbitro, es la persona encargada de llevar a cabo la partición de los bienes de una herencia en el juicio de partición de herencia. El partidor es responsable de identificar y valorar los bienes de la herencia, determinar el derecho de los comuneros, establecer el acervo ilíquido hereditario, determinar el pasivo de la sucesión y las bajas generales de la herencia, y formar un lote o hijuela para el pago de las deudas conocidas.
El Juez partidor debe ser una persona imparcial y objetiva, que no tenga ningún interés personal en la distribución de los bienes de la herencia. En general, el Juez partidor debe ser un abogado, aunque también puede ser un árbitro arbitrador. Además, el partidor debe tener la libre disposición de sus bienes.

4.- ¿Qué es un comunero? Un comunero es una persona que tiene derecho a una porción de una propiedad en común, como en el caso de una herencia. Los comuneros tienen derecho a usar y disfrutar de la propiedad en común, pero no pueden venderla o disponer de ella sin el consentimiento de los demás comuneros. En un juicio de partición de herencia, el Juez árbitro debe determinar el derecho de los comuneros y establecer el acervo ilíquido hereditario, y resolver cualquier disputa entre los comuneros de manera justa y equitativa.

5.-¿Qué es el acervo hereditario? El acervo hereditario es el conjunto de bienes, derechos y obligaciones que conforman la herencia de una persona fallecida. En otras palabras, es el patrimonio que deja el fallecido y que debe ser distribuido entre sus herederos y comuneros.
El acervo hereditario puede incluir bienes inmuebles, como casas, terrenos o edificios, así como bienes muebles, como vehículos, joyas, obras de arte, entre otros. También puede incluir derechos, como acciones, bonos, cuentas bancarias, entre otros, así como obligaciones, como deudas, impuestos, entre otros.

Es importante tener en cuenta que el acervo hereditario puede estar compuesto por bienes que no pueden ser divididos físicamente, como una casa o un terreno. En estos casos, los herederos y comuneros tienen derecho a una porción del valor de la propiedad en común, pero no pueden venderla o disponer de ella sin el consentimiento de los demás.
En un juicio de partición de herencia, el Juez árbitro (juez partidor) debe determinar el valor del acervo hereditario y establecer la porción correspondiente a cada heredero y comunero. Es importante que este proceso se lleve a cabo de manera justa y equitativa, teniendo en cuenta los derechos de todos los interesados.

6.- ¿Qué es el acervo ilíquido hereditario? El acervo ilíquido hereditario es el valor total de los bienes, derechos y obligaciones que conforman la herencia de una persona fallecida, antes de que se realice la liquidación de las deudas y obligaciones pendientes. En otras palabras, es el valor bruto de la herencia, sin tener en cuenta las deudas y obligaciones que puedan existir.
Es importante tener en cuenta que el acervo ilíquido hereditario puede incluir bienes que no pueden ser divididos físicamente, como una casa o un terreno. En estos casos, los herederos y comuneros tienen derecho a una porción del valor de la propiedad en común, pero no pueden venderla o disponer de ella sin el consentimiento de los demás.
Una vez que se determina el valor del acervo ilíquido hereditario, se deben deducir las deudas y obligaciones pendientes, como impuestos, deudas, gastos funerarios, entre otros. El resultado de esta operación es el acervo líquido hereditario, que es el valor neto de la herencia que se distribuirá entre los herederos y comuneros.

7.-¿Qué es el pasivo de la sucesión? El pasivo de la sucesión es el conjunto de deudas y obligaciones que quedan pendientes tras el fallecimiento de una persona y que deben ser pagadas con los bienes y recursos que conforman la herencia. En otras palabras, es el conjunto de deudas y obligaciones que el fallecido deja tras de sí y que deben ser saldadas con los bienes que conforman su patrimonio.
El pasivo de la sucesión puede incluir deudas y obligaciones de diversa índole, como impuestos, deudas bancarias, hipotecas, préstamos, gastos funerarios, entre otros. Es importante tener en cuenta que estas deudas y obligaciones deben ser saldadas antes de que se distribuya la herencia entre los herederos y comuneros.
En un juicio de partición de herencia, el partidor debe determinar el valor del pasivo de la sucesión y deducirlo del valor del acervo hereditario para obtener el acervo líquido hereditario, que es el valor neto de la herencia que se distribuirá entre los herederos y comuneros.
Es importante tener en cuenta que, en algunos casos, puede haber disputas entre los herederos y comuneros en relación a la distribución de los bienes de la herencia y la responsabilidad de pagar las deudas y obligaciones pendientes. En estos casos, el partidor debe actuar con imparcialidad y objetividad para resolver los conflictos de manera justa y equitativa.


8.-¿Qué es una hijuela? En el contexto de la partición de bienes, una hijuela es una porción de la herencia que corresponde a cada uno de los comuneros o herederos. En otras palabras, es la parte de la herencia que le corresponde a cada uno de los interesados en la distribución de los bienes.
La hijuela se compone de dos partidas: el haber y el entero. En el haber se indica lo que a cada comunero o heredero corresponde por cualquier concepto, es decir, la porción de la herencia que le corresponde a cada uno. En el entero se enumeran los valores entregados a cada uno en pago de su cuota, es decir, los bienes que se le han asignado a cada uno en la distribución de la herencia.
Es importante tener en cuenta que la hijuela debe ser aprobada por todos los interesados en la partición de la herencia y debe reflejar de manera justa y equitativa la distribución de los bienes. En algunos casos, puede haber disputas entre los interesados en relación a la distribución de los bienes y la asignación de las hijuelas. En estos casos, el partidor debe actuar con imparcialidad y objetividad para resolver los conflictos de manera justa y equitativa.

9. ¿Qué sucede si un heredero no está de acuerdo con la valoración de los bienes realizada por el partidor? Si un heredero no está de acuerdo con la valoración de los bienes realizada por el partidor, puede impugnarla y solicitar una nueva valoración.

Departamento Civil

Peter Hans Schneider C.
Abogado Jefe Departamento de Derecho Privado.

 


Abogada Consuelo Pihan
Consuelo Pihán Aedo
Abogada y Asistente Legal


Katherine Frivola
Matías Herrera

Abogado y Asistente Legal

Rita Santín
Secretaria del Departamento de Familia.
contacto@schneiderabogados.cl
+ 56 23 267 1946

¿Desea escribirnos?

Roberto Vergara
Roberto Vergara
Jefe de Servicio Personas/Empresas
contacto@schneiderabogados.cl